Valeria Merino: La mujer que llenó de mariposas la icónica Torre Entel

Esta artista que ha realizado murales y mosaicos desde la periferia hasta el centro de Santiago, ganó el concurso de “Hecho en Casa Fest” –presentado por Entel– para intervenir este edificio. En medio de la instalación de “Mariposas Chilensis”, Valeria Merino conversó acerca de la importancia del arte en el espacio público: “Todo sucede en la calle, hay opiniones de niños, viejitos, vagabundos y de gente con plata, o sea es transversal y eso es lo bonito”.

[Entrevista: Matías Castro. Fotos: Valeria Merino y Hecho en Casa Fest]

Un grupo de mariposas coloradas (de la especie Vanessa Carye) revolotean alrededor de la Torre Entel, en el marco del festival de intervenciones urbanas “Hecho En Casa Fest”.

“Como chilena promedio que soy, con cuenta rut y deudas, no pensaba que iba a ganar”, cuenta emocionada Valeria Merino, sobre la propuesta que presentó a este festival que acostumbra a tener a invitados de renombre.

Sobre “Mariposas Chilensis”, que se puede contemplar desde el 28 de septiembre al 8 de octubre, la artista explica que “son las mismas mariposas que todos vemos en los jardines de la ciudad, y puestas a esta escala gigantesca es bien bonito, porque resalta el contraste entre naturaleza y ciudad con mucha frescura y delicadeza”.

Si bien Merino se considera una artista emergente porque no ha hecho una carrera en el circuito de las galerías de arte y los museos, a sus 42 años ya ha realizado varias obras en distintos puntos de la capital, por lo que sus trabajos se pueden apreciar en varios lugares de Santiago.

Así, en Puente Alto están los pilares del Metro que intervino junto a otros artistas con figuras de flores, hongos, lagartijas, aves e insectos, desde la Estación Elisa Correa hasta las Mercedes en la Línea 4, que con sus 6.500 metros de extensión es considerado el mosaico más grande de Latinoamérica. Y en Santiago centro intervino la salida sur de la Estación Universidad Católica (Línea 1) con el mural “Me lo contó un chincolito”, que reúne en cuatro partes la historia del barrio en que está emplazado. Entre muchas otras piezas que están ubicadas tanto en calles muy transitadas como en sitios eriazos.

“El hecho de intervenir Santiago lo hace un poquitito mío, lo que me llena de orgullo porque estoy súper enamorada de esta ciudad. No es que me haga la loca con todo lo que pasa en la periferia, pero me gusta el movimiento que tiene Santiago”, dice esta pintora de formación, cuyo trabajo juega constantemente con el contraste entre la ciudad como soporte y las obras que remiten a la naturaleza.

– No te mueves en el circuito de galerías de arte, sino que tu interés está en el espacio público. ¿Fue siempre así?

Es lo que siempre he querido hacer desde que salí de la escuela de arte, pero igual una vez dejé unos cd’s en unas galerías. No sé si los vieron, pero no pasó nada. Eso sí, de exponer en galerías rescato que te otorga una luz bonita, un espacio de silencio y de contemplación, que son cosas que no se pueden despreciar del todo. Pero la calle es otra cosa, todo sucede en la calle, hay opiniones de niños, viejitos, vagabundos y de gente con plata, o sea es transversal y eso es lo bonito. Además que las obras pueden ir cambiando con las luces naturales y las condiciones del tiempo, lo que provoca que no sea algo estático, y encuentro que eso es un gran valor agregado que solo puede dar la calle.


Sobre la artista:
Valeria Merino (1975, Chile) es pintora, egresada de Universidad de Chile. En sus proyectos artísticos destacan: 2017, creadora y directora Mural de Mosaico Homenaje centenario Violeta Parra, en Centro Cultural San Antonio; 2016, jefa de taller en mural de mosaico “Las 4 Reinas de Chile” paso bajo nivel Av. Matta; 2016, creadora y directora de Mural “Me lo contó un chincolito”, serie de 4 murales de mosaico en acceso sur de la estación de metro Universidad Católica; 2012, miembro del equipo de artistas directores de los murales de mosaico que cubren los pilares del Metro de Puente Alto, entre las estaciones Elisa Correa, Hospital Sótero del Río, Protectora de la Infancia y Las Mercedes.


Datos de la intervención:
En la Torre Entel, edificio ubicado en Amunátegui 20, Santiago, Metro La Moneda.
Desde el 28 de septiembre hasta el 8 de octubre.
Horarios: Durante todo el día, 24:00 horas.
Entrada: gratuita.
Más información en Festival Hecho en Casa.

Comenta esta publicación y compártela con tus amigos