Un museo nuevo, vivo e inolvidable (a media hora de Santiago)

Alguna vez les contamos, en este mismo blog, de Félix Maruenda. Se trata de uno de los grandes artistas chilenos, autor de la famosa “Chimenea para la UNCTAD”, esa obra-artefacto que inspiró el documental “Escapes de Gas” y que espera ser reinstalada en el GAM el próximo año.

Maruenda es también el creador de dos espectaculares puertas hechas especialmente para el Congreso de Valparaíso, así como del escudo de Chile en fierro forjado que está en el frontis del Museo Histórico Nacional, en plena Plaza de Armas. Este gigante de la escultura, que murió en septiembre de 2004 tiene, desde la semana pasada, un fantástico museo vivo que homenajea su obra. Se llama museo vivo pues está en su propia casa, en su taller, todo eso en una parcela de Buin a la que se llega en apenas media hora desde el centro de Santiago.

Para un fanático de la obra de Maruenda, es el lugar perfecto: entre el jardín y el taller verá más trabajos de Maruenda de los que nunca vio en su vida. Y para alguien menos devoto de Félix, la experiencia será igualmente placentera, pues la obra está expuesta de manera lúdica y generosa, además de que ir a un museo vivo significa pocer conocer detalles y aspectos de la forma de habitar, de trabajar y de pensar de un artista que es imposible lograr de otro modo.

Para poder visitar el Museo Vivo Félix Maruenda, deben escribir a Joaquín Maruenda al mail jmaruenda@fundacionfelixmaruenda.cl

Comenta esta publicación y compártela con tus amigos