Concierto del tenor mexicano Javier Camarena en CorpArtes

“El príncipe de los tenores” -como lo calificó el New York Times- se presentará junto al pianista y compositor Ángel Rodríguez en un concierto único este 2 de agosto. Javier Camarena (41) nos contestó el teléfono desde Xalapa, su ciudad natal, y conversó sobre el repertorio que lo trae por segunda vez a Chile, de sus inicios en el coro de una iglesia y sobre sus incursiones en la música popular: “Cada canción tiene su alma y me gusta hacerla mía”, dice el cantante.

[Por Matías Castro. Fotografías de Jonathan Miro]

-¿Qué hay de cierto que en su juventud soñaba con convertirse en un cantante cristiano?

Es verdad. Tenía 18 años y entré a un coro juvenil en una iglesia en Xalapa. Ahí escribí muchas canciones para la liturgia y lo disfrutaba mucho. Entonces mi intención de estudiar música era seguir por ese camino, pero mi futuro estaba por este otro lado, que es la ópera. Por lo que creo que Dios me llevó a ese lugar en ese momento y así pude seguir esta otra carrera, que considero una bendición y que me encanta compartir este don con toda la gente que me puede escuchar.

-Esta es su segunda presentación en nuestro país. ¿Cómo es el repertorio para este nuevo encuentro con el público chileno?

Estoy muy contento de cantar en Santiago y me acompaña al piano el maestro Ángel Rodríguez, con quien estuve la vez anterior en Chile, y que es un gran músico. Así que estoy seguro que entre los dos haremos un gran equipo para regalarle una muy buena noche de música a todo el público que nos acompañe en el recital, que tiene toda la primera parte dedicada a la canción alemana del período romántico, que es música bellísima. Y una segunda parte en que ofreceremos una paleta grande de diferentes arias de ópera, que abarcan el repertorio que he estado haciendo últimamente. Creo que es un programa muy completo y estoy convencido que la gente lo va a disfrutar enormemente.

– Una de las piezas destacadas en el programa es la pieza “Ah! mes amis, quel jour de fête!”, de “La hija del regimiento” de Donizetti, cuya interpretación en distintos escenarios del mundo ha provocado que el público lo aplauda de pie durante varios minutos.

Ha significado un gran éxito en mi carrera. Digamos que es como un caballito de batalla en estos conciertos, es un aria de muchos fuegos artificiales, todo muy chispeante y alegre, y eso siempre le gusta al público, así que siempre me da mucha emoción poder cantarla porque sé que la gente lo disfruta mucho.

-En el New York Times han dicho que usted es “el príncipe de los tenores”, pero a la vez su registro abarca canciones de la música popular e incluso infantil. ¿Cómo convive con estas interpretaciones que se podrían considerar tan distintas?

Estos proyectos que he llevado a cabo en el pasado, con el disco Serenata (boleros mexicanos) o este disco homenaje a Francisco Gabilondo Soler “Cri Cri” (canciones infantiles), son parte de mis raíces, es la música con la que crecí y con las herramientas que tengo hoy me da muchísimo gusto retomarlas. Pero hay que saber que son dos cosas completamente distintas, uno se educa para tener un instrumento musical y debe saber cómo interpretar cada una de las cosas. Sé que generalmente se ve al tenor como alguien que tiene el chorro grande de voz, pero hay temas que no necesitan eso, sino que necesitan saber decirse. Ahí creo que radica la gran diferencia entre un muy buen intérprete y alguien que sólo es tenor de ópera.

-Ya sea en la ópera o con registros más populares, ¿qué es lo que siente arriba del escenario?

Cuando me subo al escenario ya no estoy pensando en la técnica, en que viene un alta aguda o que tengo que cantar tal o cual coloratura. Estoy pensando en lo que quiero decir a través de la música, ya que cada canción tiene su alma y me gusta hacerla mía, con mi forma de sentir y vivir el amor e interpretarlo, o el desamor, la tristeza, la alegría, todas estas emociones de la ópera y de la música en general.

El 31 de julio, a las 11:00 horas, Javier Camarena y Ángel Rodríguez realizarán una charla gratuita, abierta a todo público en el auditorio de Centro de las Artes (inscripciones aquí).


Sobre los artistas:
Javier Camarena,
nació en Veracruz, México, en 1976.  Inició sus estudios en la Facultad de Música de la Universidad Veracruzana y se terminó graduando con honores de Licenciatura en Música de la Universidad de Guanajuato, México. En 2004 ganó el primer lugar en el Concurso Nacional de Canto Carlo Morelli, cuando hizo su debut en el Palacio de Bellas Artes de México como Tonio, en la ópera La hija del regimiento de Donizetti. El 2005 obtuvo el primer lugar en el Concurso de Canto Juan Oncinas, en Barcelona. Luego, en el 2006, se integró al International Openstudio, en Zurich, bajo la tutela del maestro Francisco Araiza. En 2014 la revista Quién lo nombró como uno de los 50 líderes que ha transformado México, y desde el 2013 al 2015 la revista Líderes Mexicanos lo incluyó en su lista de los 300 líderes más Influyentes de ese país. En el 2014 hizo su debut discográfico, con RECITALES, un álbum grabado en vivo que incluye canciones populares mexicanas e italianas, acompañado del pianista Ángel Rodríguez. El 2015 presentó su segundo CD en vivo, SERENATA, que incluye canciones populares mexicanas junto al pianista Armando Manzanero. En DVD/Bluray cuenta con las grabaciones de Così fan tutte (2009) de Mozart, Falstaff (2011) de Verdi, Otello (2014) y Le comte Ory (2014) de Rossini, El rapto en el serrallo (2014) de Mozart, una segunda versión de Falstaff (2014), bajo la batuta del maestro Zubin Mehta, la Misa Solemne en Do menor, K 139, Waisenhausmesse de Mozart y la Misa No. 6 en Mi bemol mayor, D. 950 (2012), dirigidas por el maestro Claudio Abbado, estas últimas grabadas en el Festival de Salzburgo.

Ángel Rodríguez, nació el 17 de julio de 1972 en La Habana, Cuba. Comenzó sus estudios musicales a los cinco años y complementó su formación en piano con el maestro Gonzalo Gutiérrez, dirección de orquesta con Gonzalo Romeu y repertorio vocal con Enrique Jaso. En más de 25 años de carrera como pianista, Rodríguez ha interpretado junto a destacadas figuras de la lírica internacional, como Ramón Vargas, Rolando Villazón, Javier Camarena, Plácido Domingo, Luciano Pavarotti, Anna Netrebko, Joseph Calleja, Nathalie Manfrino, Franco Vassallo, Ailyn Pérez, Alfredo Daza, Eglise Gutiérrez, Fernando de la Mora, Kate Lindsey, Rosario Andrade, Timothy Robert Blevins, Rebeca Olvera, Arturo Chacón, María Katzarava, Carlos Almaguer, José Bross, Dario Solari, entre otros. Ha tocado en importantes teatros de Europa, Asia y América, como en el Palacio de Bellas Artes de México, el Teatro Real de Madrid, el Konzerthaus de Berlín, el Rosenblatt Recitals de Londres, entre otros.


Datos del concierto:
En el Centro de las Artes 660, CorpArtes.
Ubicado en Rosario Norte 660, nivel -2, Las Condes, Santiago.
El miércoles 2 de agosto de 2017 a las 20:00 horas.
Entradas: desde $18.000 a $75.000. Comprar aquí.

Más información en CorpArtes.

Comenta esta publicación y compártela con tus amigos