Arturo Duclos: “Me quedó marcada la convicción que había en la posibilidad de cambio”

“El fantasma de la utopía” se llama la exposición sobre los movimientos revolucionarios de Latinoamérica con que el artista visual conmemora 30 años de su primera muestra individual. A continuación Duclos da los detalles de esta exhibición que se presenta en MAVI hasta el 20 de agosto y que incluye pinturas de banderas de movimientos guerrilleros, huesos, pieles de animales, peluches, mantos andinos y un “Cuartel General” en la plaza del museo, entre otros elementos.

[Entrevista y redacción: Matias Castro. Ilustración: María Jesús Villa]

“Esta idea era algo que siempre estuvo dentro de mi mente, pero la verdad es que no se dieron los momentos para hacerlo fluir y coincidir. En un principio la investigación pasó por viajar mucho al norte donde las culturas andinas, a La Tirana, y también un poco a la cuna de lo que habían sido las incursiones del Che Guevara con el Ejército de Liberación Nacional en Bolivia.

A partir de eso fui dándole forma, porque es un tema súper delicado. Hay mucha gente que se comprometió y luchó, entonces tampoco quiero pasar a llevarlos, por lo que fui demorando el proyecto hasta que postulé al MAVI para hacer una exposición, ya que el año 2015 se cumplían 30 años de mi primera muestra individual, entonces quise hacer algo simbólico.

El fantasma de la utopía foto 1

Recuerdo que en los 60 y 70 estaba claro que me interesaba la Unidad Popular, pero nunca llegué a militar en las juventudes de ningún partido. Sí tenía amigos más grandes que militaban, entonces los acompañaba en Viña del Mar cuando había protestas. Me acuerdo que ellos salían con pistolas y me impresionaba mucho todo esto. Pero más que la violencia me quedó marcada la convicción que había en la posibilidad de cambio. Entonces lo que me interesa ahora es remontarme un poco a este estado idílico que fue para mí, que era un joven idealista que veía una posibilidad de cambio de verdad en la sociedad.

El fantasma de la utopía foto 2

De algún modo ese espíritu es el que quiero revivir en esta exposición, y al mismo tiempo conectándolo con algo que tiene que ver con Latinoamérica. Por eso esta incursión a través del kitsch latinoamericano, las danzas del norte y todos estos elementos que estoy incorporando, que tienen mucho que ver con la cultura andina. Porque en la investigación también me di cuenta que las capas que usan en sus bailes son capas de poder, como superhéroes, una especie de investidura que te entrega un formato de empoderamiento y que te sirve para estar horas ahí bailando, pero también es el formato del poder del héroe libertador.

El fantasma de la utopía foto 3

Entonces la problemática que planteo acá es sobre cómo esa utopía del siglo XX -que está adherida también a los movimientos artísticos, culturales, a la vanguardia, que se alimentaron de ella- que fue la base para los cambios sociales y el progreso económico de las naciones en el mundo, se convirtió hoy día en algo que quedó relegado a la nostalgia, como al souvenir. El otro día me mandaron un video porno ruso donde el actor andaba con la polera del Che Guevara, jajaja. Entonces esta cuestión no solamente se ha vulgarizado como la imagen de Cristo en el imaginario hippie o de la iglesia, sino que el capitalismo vuelve a convertir todo esto que en algún momento fue un ideal importante en una parodia, una farsa, como decía Marx: ‘La primera vez ocurre como tragedia, la segunda ocurre como farsa’.

El fantasma de la utopía foto 4

Hoy día los estudiantes están luchando, pero sin embargo no hay ideología, lo único que hay es mesianismo. Lo que necesitamos a es más ideología y más liderazgo, que es la gran crisis política que tenemos en el país, estamos llenos de políticos pero no tenemos líderes. De hecho una de las piezas y eje principal de esta exposición es el ‘Cuartel General’, que es una tienda de campaña que tiene impresas las banderas de los principales grupos revolucionarios, y que voy a instalar los días viernes durante todo el lapso de duración de la exposición. Ahí voy a realizar conversaciones con estudiantes, organizar visitas y durante las tardes vamos a tener un espacio de conversación con intelectuales a propósito de estos temas. Es un lugar de reflexión y que no está circunscrito a la academia ni otras instituciones.

El fantasma de la utopía foto 5

Quiero que el público se interese en esta inmersión hacia esta problemática y que se pueda generar una reflexión. Quiero concitar un interés sobre esto, porque sé que mucha gente está interesada, sé que hay algunos artistas más jóvenes preocupados de esto, pero la verdad es que no los conozco y más bien están trabajando dentro de problemáticas que tienen más que ver con el arte relacional y con el activismo directo, más que enfrentarlo con las ideologías del pasado. Creo que el gran problema que tiene el movimiento juvenil es que hay una desvinculación con el pasado, que es lo mismo que pasa con los artistas respecto de la Escena de Avanzada, y yo creo que ese es un error. Porque finalmente la historia se construye y se arma a partir de este ir y venir hacia el pasado”.


Sobre el artista
Arturo Duclos nació en 1959 en Santiago
. En 1984 se licenció en la Escuela de Arte de la Universidad Católica de Chile. Ocho años después obtuvo la beca Guggenheim. Ha realizado más 30 muestras individuales tanto en Chile como en Estados Unidos y Europa; participado en bienales como Paris (1982), La Habana (1991 y 1997), Sao Paulo (1998), Mercosul (1997 y 1999) y ha sido parte de importantes colectivas como Watt, en el Witte de With, Rotterdam (1994), Cinco Continentes y una ciudad, Museo de la Ciudad de México (1998), Ultrabarroque, Museum of Contemporary Art, San Diego (2000). Sus obras están en las colecciones de los principales museos de Chile, así como también del Museo de Bellas Artes de Caracas, el Museo de Arte de Phoenix, la Brondsbury Holdings collection de Caracas, la Essex University Latinamerican Art collection, el Museo de Arte Contemporáneo de San Diego, la colección Gunther de Nueva York, las colecciones Berezdivin, Ugobono y Tuchmann de Puerto Rico y otras.


Datos de la exposición:
En el Museo de Artes Visuales (MAVI).
Ubicado en José Victorino Lastarria 307, Plaza Mulato Gil de Castro, Santiago.
Metro Universidad Católica o Bellas Artes.
Desde el 9 de junio al 20 de agosto de 2017.
Horarios: martes a domingo de 11:00 a 18:30 horas.
Entrada: $1.000 público general y $500 estudiantes / entrada liberada para menores de 12 años y adultos mayores / domingo entrada liberada para público en general.
Más información en MAVI
..

Comenta esta publicación y compártela con tus amigos